Printpdf Email this page


El Significado Más Profundo Del Bautismo

Al menos que se indique lo contrario, todos los versículos bíblicos citados en éste folleto, han sido sustraídos de la Biblia Reina-Valera Versión 1960

Introduction
   El bautismo es sin duda alguna es la decisión más importante que uno puede tomar es esta tierra. Porque nuestro futuro está determinado por él, debemos de estar atentos a todas sus condiciones y a su significado. En el siguiente estudio buscaremos un significado más profundo del bautismo de acuerdo con la palabra de Yahweh. Debemos de comprender que se logra con el bautismo y buscar asegurar que nuestro bautismo sea aprobado por Yahweh. Además, deberíamos de saber qué es lo que esperamos después de ser bautizados, porque ésta es la piedra - angular de la salvación prometida que se nos dio por medio de nuestro Salvador, Yahshua.
   De vez en cuando nos damos cuenta de cúan lejos hemos caído del gran interese de la palabra de Yahweh, y sentimos que somos la generación perdida al igual que a los que Pedro les predicaba. Cuando los judíos en Hechos capitulo dos se dieron cuenta que fueron sus pecados los que pusieron al Salvador en la muerte, se preguntaron, “¿Que podemos hacer?”
  
“Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Yahshua para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; y para cuantos Yahweh nuestro poderoso llamare.” (Hech.2:38-39)

El Bautismo en el Único Nombre
   La mayoría de los bautismos hechos por las iglesias se llevan a cabo según mateo, “En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.” Sin embargo, ninguno de estos es un nombre, sino que son solo títulos. Hay muchos “padres” en esta tierra, y todos nosotros tenemos padres humanos. Los padres también son hijos, como son todos varones. El Espíritu Santo es el poder proveniente de Yahweh, y compartido por el Hijo. Algunos eruditos creen que este versículo es falso, incluyendo la biblia católica “La Biblia de Jerusalén”. (Para un estudio más profundo de este versículo, pide tu copia de nuestro mini-estudio “Bautismo Trinitario y Mateo 28:19.”)
   Otros grupos de Iglesias bautizan en el nombre de “Jesús”, un nombre sin significado por el cual el Salvador nunca fue llamado en Su vida. Ciertamente, es inadecuado ser bautizado en un nombre que no existió hasta los tiempos de Colón, cuando la letra J entró en vigor.
   Hemos restaurado el Nombre YAHSHUA que le fue dado directamente de los cielos. Es lo mismo que “Joshua” en la biblia King James versión Inglesa. El nombre “Jesús” es un hibrido del Latino y el Griego, el cual está explicado en nuestro mini-estudio “Como fue cambiado el Nombre del Salvador.” ¡Si usted no tiene esta alucinante información, pida su copia hoy! Los bautismos en el libro de los Hechos, se hicieron en el nombre del Salvador Yahshua, no en el nombre de Jesús. (Para más información, escribanos para recibir nuestro mini-estudio “Porqué debemos ser bautizados en el Nombre de Yahshua.”)
   La biblia claramente nos dice que salvación es solamente en el Nombre de Yahshua:
“y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” (Hech.4:12)
   ¿Por qué nos estamos esforzando tanto por un correcto bautismo? Como ya hemos mencionado arriba, ¡el bautismo es el evento más importante de tu vida! El bautismo tiene un significado sobre lo que estarás haciendo hasta que el Salvador regrese y en donde pasaras la eternidad.
   El bautismo es la puerta a la eternidad y a una vida que esta fuera de este mundo. Todas las promesas hechas a Abraham y a su simiente se culminan en la persona de Yahshua el Mesías. Es a través de El que tenemos esta vida actual, además de las grandes promesas en la vida que está por venir.
   El mismo Pablo dijo que todas las promesas hechas a Abraham vienen solo por medio de Yahshua. Con el bautismo en el Nombre de Yahshua nos hacemos parte de Su cuerpo y somos participes de esas promesas:
“Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: y las simientes, como si hablase de muchos; sino como de uno; y a tu simiente, la cual es el Mesías.” (Gala.3:16)

El Ejemplo Del Salvador
   Yahshua vino para ser bautizado por Juan bautista. Pero Juan sintió que el mismo debía ser bautizado y se preguntó porque el Salvador consideraba que Su bautismo era necesario. Su respuesta fue ¡para cumplir toda justicia y para un ejemplo para nosotros! observe: “Entonces Yahshua vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí? Pero Yahshua le respondió: “Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejo. Y Yahshua, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Yahweh que descendía como paloma, y venia sobre de él.” (Mat. 3:13-16)
   Fijate que el bautismo de Yahshua es un ejemplo para que podamos seguir sus pasos. Porque Él se sometió a ser bautizado por sumersión, por lo tanto, nosotros también deberíamos de ser bautizados. Fue en este momento en que el Espíritu Santo descendió sobre Yahshua.
   Estando ahora lleno del Espíritu Santo, Yahshua podía comenzar Su ministerio de 3 años y medio. Sin duda alguna, el Salvador conocía bien las Escrituras ya que había sido enseñado desde su niñez por su madre María y su padre José. Él era capaz de debatir las cosas más profundas de la palabra con los sacerdotes cuando apenas estaba por cumplir los 13 años, preparado para su “Bar- Mitzvah,” (Hijo del Pacto) Luc.2:42-49. Sin embargo, después del bautismo del Espíritu Santo que descendió sobre el Salvador en su plenitud, Él se preparó completamente para la tarea de proclamar el Evangelio.


La Imposición de las Manos
   Por la imposición de las manos siguiente al bautismo, también se nos ha dados el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el poder invisible de Yahweh el cual se nos ha dado. Su Espíritu interior nos da una nueva dirección a nuestras vidas y nos acerca más a Él. Nuestros objetivos y actitudes son cambiadas y a no ceder ante la fuerza de la carne. Una fuerte perspectiva espiritual se nos da, el cual nos une junto con aquellos que están buscando el camino angosto.
   El Espíritu Santo que mora dentro de nosotros nos acerca más a Yahweh en pensamiento y en acción, y descubrimos que nuestro interés está ahora en una actividad mucho mayor. Nos convertimos en parte del cuerpo del Mesías que va creciendo, el cuerpo de los creyentes, el cual forma la Ekklesia (Iglesia), “los convocados”.
   Nuestra preocupación es por los otros santos de la Asamblea quienes están deseosos de compañerismo y además están buscando madurar a la imagen y semejanza del Salvador. A cada uno de los creyentes bautizados dentro del cuerpo, le es otorgado un don espiritual de parte de Yahweh. Éste don debe ser usado para el beneficio de la Asamblea.
   La imposición de las manos se encuentra en el Antiguo Testamento y es a la verdad, una práctica muy importante que viene después del bautismo. Pon atención al siguiente relato en el cual el Espíritu Santo fue dado solo cuando los Apóstoles Pedro y Juan impusieron las manos sobre los bautizados:
“Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Y cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los Apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero” [Simón el mago era un pagano].(Hechos 8:17-18)
   Pablo le recuerda a Timoteo que debemos de estar siempre consientes de la presencia del Espíritu Santo en nosotros. Los dones del Espíritu han pasados a otros a través del presbiterio, es decir, los ancianos de la Asamblea:
“No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio [los ancianos].” (1 Tim.4:14)
   El apóstol Pablo le recuerda a Timoteo que avive el don del Espíritu de Yahweh el cual le fue dado por la imposición de las manos de Pablo:
“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Yahweh que está en ti por la imposición de mis manos.” (2Tim.1:6)
   Dese cuenta que los bautizos se llevaron a cabo por aquellos que fueron llamados específicamente por Yahweh. El presbiterio es responsable por la dirección de la Asamblea y capaz de discernir quien está listo para el bautismo. El bautismo en sí, no promete milagros inmediatos. Nosotros confiamos en las respuestas a muestras oraciones y a las promesas de nuestro padre Celestial Yahweh y a su compasiva misericordia.
   El bautismo viene después de la imposición de las manos, por el cual que se nos da dones espirituales y nos convierte en hijos e hijas espirituales de Yahweh. Deuteronomio 34:9 nos relata que el traspaso del liderazgo de Moisés a Josué (Joshua) se hizo a través de la imposición de manos de Moisés sobre Josué. De este modo, la sabiduría y habilidades de liderazgo que Yahweh le había dado a Moisés ahora se pasaban a Josué.
   La imposición de las manos es para reconocer la aceptación del converso bautizado en el cuerpo del Mesías, a quien después se le da un don especial para fortalecer, desarrollar, y hacer de la “Ekklesia” el verdadero cuerpo de creyentes que Yahshua está buscando.


Dones Del Espíritu
   Si bien hay diferentes dones, todos tienen la misma procedencia, el Espíritu de Yahweh. Los dones son manifestaciones del Espíritu Santo actuando en diferentes tareas, diferentes misiones, y diferentes operaciones, pero todas deben ser usadas para el beneficio de la Asamblea. El apóstol Pablo hizo un resumen del tema de la siguiente manera:
  
“Porque de la menara que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en el Mesías, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de Profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que ensena, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solitud; el que hace misericordia, con alegría. El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con amor fraternal.” (Rom. 12:4-10)
   Aquí, el apóstol Pablo está describiendo el resultado para quienes son bautizados en el Nombre de Yahshua. Algunos, mal aconsejados tienen el concepto que tras el bautismo a uno se le debería dar el don de lenguas. Se les ha dicho que el “hablar en lenguas” es la prueba de que uno tiene el Espíritu Santo. No obstante, las lenguas parece ser el menor de los dones. Pablo claramente manifiesta que los dones del Espíritu Santo deben ser usados para edificar, fortalecer, alentar, enseñar, guiar, y ayudar al cuerpo de creyentes a alcanzar lo genuino y el carácter amoroso que la Cabeza del cuerpo, Yahshua mismo exhibió.
   Hay una serie de dones espirituales cuyos miembros del cuerpo del Mesías son dados y la perícopa (pasaje de la biblia) de romanos 12 mencionado arriba demuestra que hay ocho dones dados a los santos. Pablo describe el cuerpo de los creyentes como un ser vivo, unidad orgánica, un cuerpo. A cada miembro del cuerpo le es dado un don para ser usado de una manera adecuada y no abusando dentro del marco general del amor, con el que el pecado y el mal es superado con el bien.
   A cada momento, Pablo nos insta a que tengamos amor por nuestros hermanos para demostrar verdadera humildad en tratar con los problemas que surgen.


El Poder De Su Sangre
   Romanos, capitulo seis, es sin duda alguna, una de las explicaciones más claras con respecto a la eficacia del bautizo y a los resultados que logra para nosotros. Esta explicación del bautismo es tal vez una de las más profundas que alguien ha dado. Pablo plantea la pregunta; que si son perdonados nuestros pecados por la gracia de Yahweh, deberíamos de pecar todavía más para que la gracia sea aún más grande: “¿Que, pues, diremos?¿ perseveramos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aun en el?” (Rom.6:1-2)
   Pablo responde su propia interrogante al preguntar “Si hemos muerto al pecado por medio del bautismo, ¿porque deberíamos de volver al pecado de otra vez?” Él indica que así como Yahshua murió, nosotros también morimos simbólicamente al entrar a la tumba de agua en el bautismo. Entonces somos limpiados de nuestros pecados y tenemos que vencer y evitar pecados futuros.


Resucitados a Una Vida Nueva
   De la misma manera que Yahshua fue muerto y sepultado, nosotros por medio del bautismo, espiritualmente simulamos Su muerte en morir nuestro antiguo modo de vida. Nos alejamos de nuestras viejas costumbres del pasado, y buscamos caminar en terreno más alto a medida que seguimos sus pasos: “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en el Mesías Yahshua hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como el Mesías resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” (Rom.6:3-4)
   Cuando Yahshua se levantó de la tumba, Su cuerpo fue trasformado a espíritu. Él se movía a través de las paredes, ingresaba a cuartos sin entrar por las puertas; El apareció delante de testigos y después desaparecía delante de ellos. El podía hacer todo esto porque Él tenía ahora un cuerpo glorificado.
“Porque la vida de toda carne es su sangre.” (Lev.17:14) Su sangre fue derramada por ti y por mí y su sangre ya no circulaba más por sus venas. Ahora Yahshua tenía energía espiritual fluyendo por sus venas el cual le daba la ¡imagen resplandeciente que encontramos en apocalipsis 1:13-16!
   Él es un ser brillante, resplandeciente, cuya cara brilla como el sol del mediodía. A si como él es un ser cambiado no más obstaculizado por la carne, así mismo, nosotros al ser bautizados en Su nombre, ya no vivimos gobernados por los deseos del mundo material. Nuestros pensamientos están ahora en una superficie más alta en donde ¡Yahweh y Yahshua piensan y actúan! Nosotros pensamos en el reino espiritual.


El Hombre Viejo Muere-El Cuerpo de Pecado es Destruido
   “Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.” (Rom.6:5-6)
   Cuando nosotros salgamos de la tumba de agua, todavía seremos humanos y tendremos que enfrentar problemas humanos en este reino físico. La persona que una vez fuimos, ha sido crucificada con el Mesías, solamente nuestra actitud ha cambiado. La diferencia es que ahora tenemos un nuevo punto de vista de vida, y tenemos el Espíritu de Yahweh dentro de nosotros el cual nos fortalece.
   El apóstol Pablo dice:
“Que el cuerpo del pecado sea destruido,” es decir, la vieja naturaleza es inoperante. Ahora podemos invocar la ayuda de Yahweh para vencer nuestros defectos; vencer el mundo al igual que las astucias del tentador.
  
“Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. Y si morimos con el Mesías, creemos que también viviremos con él; sabiendo que el Mesías, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.” (Rom.6:7-9)
   La Nueva Biblia Inglesa traduce el versículo 7
“Un hombre muerto ya nos es responsable por su pecado.” La muerte paga toda deuda, así que, el hombre que ha muerto con el Mesías tiene sus antecedentes borrados, y está listo para empezar su nueva vida con el Mesías, su pasado ha sido olvidado al levantarse de las aguas bautismales, su pasado ha sido lavado, él es una nueva criatura, como Pablo recalca: “De modo que si alguno está en el Mesías, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas.” (2Cor. 5:17)

Las Cosas Viejas Pasaron Todas son Hechas Nuevas
   No importa el pecado que se haya cometido, o que mandamiento se haya quebrantado, el pasado está olvidado. Esto también incluye los divorcios y las segundas nupcias. Si tales pecados no fuesen limpiados, entonces el sacrificio del Mesías no es la sangre que limpia como lo dice la biblia. El apóstol Pablo enfatiza: “porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuando vive, para Yahweh vive. Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Yahweh en el Mesías Yahshua, Señor nuestro” Rom.6:10-11

Un Espíritu, Muchos Dones
   El apóstol Pablo entra en detalle describiendo el cuerpo del Mesías el cual él compara al cuerpo físico humano. Los hermanos formando el cuerpo del Mesías tienen varios talentos y dones todos los cuales completan el cuerpo y hacen que funcione afablemente. Deberíamos de entender que el cuerpo de Mesías, La Ekklesia, está formada por hermanos que son elegidos especialmente por Yahweh. Ahora Pablo continúa demostrando los varios dones del Espíritu que son necesarios para el cuerpo, a pesar de que son dados por el mismo Espíritu. El enfatiza en el capítulo 13 que el Amor ágape es la manera más excelente de amar.
   Por lo visto había algunos hermanos en corinto quienes erróneamente asumían que un discurso extático era favorable, el cual animaba a muchos a tratar de adquirir ese don. Pablo aclara que cada don es importante y necesario para el bien del cuerpo:
“Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Yahweh, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.” (1Cor. 12:4-6)
   El apóstol Pablo hace todo lo posible para demostrándole a la Ekklesia, que el cuerpo del Mesías, está formado de mucha gente diferente, con historiales distintos. Pero todos tienen el mismo objetivo, que es estar en el Reino. Debemos de ayudar a otros a lo largo del camino, mientras buscamos ser Reyes y Sacerdotes en el reino, Apo.5:10. Pablo da una lista de varios dones los cuales son dados para hacer del cuerpo de los creyentes un grupo viable, todos trabajando juntos para el bien de los hermanos que comprenden la Ekklesia, que se refiere a los “llamados fuera.”


Diversidad En Unidad
   Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu:

      (1)
Palabra de sabiduría; y a otro
      (2)
Palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro
      (3)
Fe por el mismo Espíritu, y a otro,
      (4)
Dones de sanidades por el mismo Espíritu; a otro
      (5)
El hacer milagros; a otro
      (6)
Profecía; a otro,
      (7)
Discernimiento de espíritus; a otro
      (8)
Diversos géneros de lenguas; y a otro
      (9)
Interpretación de lenguas. “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.” (1Cor.12:7-11)

   Pablo clasifica ciertos dones en orden. Con los diversos miembros teniendo su propio don para la Ekklesia, es necesario que los miembros trabajen juntos como un cuerpo o como una maquina bien aceitada. No debemos permitir que nos dividan las diferencias, más bien ser tolerantes unos con otros, sabiendo que tenemos que tolerar a cada miembro del cuerpo, porque Yahweh ha puesto a cada uno en la Asamblea como El vio conveniente:
  
“Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también el Mesías. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si dijere el pie: porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿Por eso no será del cuerpo? Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿Por eso no será del cuerpo? si todo el cuerpo fuese ojo; ¿dónde estaría el oído? si todo fuese oído; ¿dónde estaría el olfato? Mas ahora Yahweh ha colocado loa miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como Él quiso. Porque si todos fueran un solo miembro ¿dónde estaría el cuerpo?” (1Cor. 12:12-19)

Yahweh Establece Los De La Asamblea
   Nuevamente, Pablo recalca que cada miembro de la Asamblea que se ha bautizado, probablemente tendrá un don diferente y continúa haciendo lo posible para demostrar su posición. El indica que hasta las partes más humildes del cuerpo son necesarias. Tenemos que esforzarnos y buscar los mejores dones, y hacerlo con el amor ágape.
  
“Y a unos puso Yahweh en la Iglesia (Ekklesia), primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos? Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aún más excelente.” (1Cor. 12:28-31)

Los Dones Son Dados a La Asamblea
   Efesios 4:8-9 narra la ascensión de Yahshua a lo alto. Y después de su muerte y resurrección dio dones especiales a la humanidad. Después siguen los diversos dones que Él dio a la asamblea, Su cuerpo, por el cual El murió. Observe que estos son dones para la dirección y liderazgo de la asamblea. El primero que se menciona es el oficio de apóstoles. De cualquier modo, esto se cumplió cuando los apóstoles vieron resucitado al Mesías, (Hechos 1:22; 1Cor. 15:7-8; 2Cor. 12:12) y Pablo fue el último apóstol, quien había visto a Yahshua en el camino a Damasco, (Hech.9.)
   En el Nuevo Testamento, un profeta se le consideraba a alguien quien recibía un mensaje directo de Yahweh para después entregarlo a los interesados. Esto fue antes de que se escribiera el Nuevo Testamento, y esa orientación era necesaria para la naciente Ekklesia. Hay una cantidad de ejemplos tales como,
“En Antioquía... Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras.” (Hechos 15:32)
   Puesto que ahora tenemos el Nuevo Testamento completo, la mayoría de los eruditos creen que los profetas y apóstoles no son tan necesarios hoy en día como cuando la Asamblea primitiva estaba comenzando. Aunque los evangelistas, pastores, y maestros son verdaderamente una parte de la dirección necesaria para la Ekklesia:
  
“Y El mismo constituyo a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin fe perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo del Mesías, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Yahweh a un varón perfecto, al a medida de la estatura de la plenitud de Mesías; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, este es, Mesías, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.” (Efesios 4:11-16)

Llegar a Ser Parte de Su Cuerpo
   Está claro que aquellos que han sido bautizados por sumersión en el cuerpo del Mesías, se hacen parte de Su cuerpo y están para interactuar y trabajar con los hermanos de la misma fe. ¡No somos bautizados y después esperamos estar apartados del cuerpo de Mesías! EL bautismo es la puerta para convertirnos en una parte activa del cuerpo de Mesías. No debemos ir a algún lugar de un bosque en una vida de ermitaño sin tener contacto con los hermanos en el cuerpo del Mesías.
   Nosotros somos parte del cuerpo sin importar donde estemos y deberíamos de tener el mismo amor y preocupación por la Asamblea como Yahshua lo tuvo. EL dijo que Su verdadera Asamblea nunca desaparecería. Deberíamos hacer todo lo que podamos para fortalecer, animar, ayudar, y hacer de la Asamblea un punto de encuentro para nuestras oraciones, para su bienestar físico y espiritual. A través de cartas, correos-electrónicos, llamadas y visitas, se puede hacer más fácil hoy que cualquier otro tiempo pasado de la historia.
   Un número creciente busca la verdad de la Biblia, ignorando las prácticas paganas que se han enredado a las costumbres de la cristiandad.
   Yahshua tiene creyentes por todo el mundo. Nosotros nos esforzamos por alcanzar a aquellos que han expresado interés en el Nombre de Yahweh y de Su estilo de vida. Gracias al Internet, muchos de aquellos que nos contactan son de países del tercer mundo y nos contactan por medio de computadora desde su lugar de trabajo, librerías o a través de algún amigo.
   Enviar literatura al extranjero es muy costoso, pero es un gasto necesario porque la mayoría no puede ser una ayuda para nosotros o para sus compatriotas. Nosotros sentimos la obligación de ayudar a aquellos que solicitan literatura ya que su situación económica se encuentra en pésimas condiciones.
   Esto es a lo que probablemente Yahshua se refería:
“Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí.... De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” (Mateo 25:40-41; 45-46).

Alimentando Las Ovejas Pérdidas
   Por medio de YAIY (AYEY) tenemos la gran oportunidad de alcanzar las ovejas perdidas alrededor del mundo quienes también buscan verdad profunda. YAIY (AYEY). La Asamblea de Yahweh en Yahshua, envía literatura, videos y además de nuestra revista El Faro gratuitamente a todos los continentes del mundo. Esto es el cumplimento de la gran comisión (Mateo 28:19-20) de alcanzar a todas las naciones con las buenas nuevas. Cuanta más gente alcancemos e instruyamos en la verdad de Yahweh, más gloria recibe Él, y Su bendición fluye por todo el mundo. Nosotros hacemos viajes por todo el país para visitar y aconsejar a aquellos que consideren bautizarse en el Nombre Salvador de Yahshua.

Conclusión
   Concluimos nuestro estudio con el siguiente resumen referente al bautismo:

      - Los bautismos verdaderos son hechos en el Nombre salvador de Yahshua colocándonos en el cuerpo del Mesías.
      - “Bautismo viene de la palabra Griega que significa inmersión, sumergir, remojar dentro de un líquido, para que lo que esté sumergido tome las cualidades del líquido en el que se está remojando; por ejemplo, una tela en tinta o cuero en solución de curtimiento.” (Comentario del Nuevo Testamento de David Stern, Mat.3:1).
      - Derramar (griego cheo), salpicar (rantizo), rociar no es un bautismo, (entierro).
      - Todos los bautismos en las Escrituras fueron llevados a cabo por el presbiterio o por aquellos especialmente llamados por Yahshua.
      - El bautismo es un evento serio y sagrado, y se entra a él solícitamente y gozosamente.
      - Los Bautismos no hechos en el Nombre Salvador de Yahshua, son un tipo del bautismo de arrepentimiento de Juan. (Hechos 19:1-5); hecho con sinceridad, pero que carecen del conocimiento completo ahora disponible. Solo los bautismos en el Nombre de Yahshua son bautismos de Salvación.
      - Los dones espirituales son dados en el bautizo por medio de la imposición de manos de los ancianos. Por lo tanto, uno debe buscar ejercitar su don con el cuerpo de creyentes que tienen una sana enseñanza bíblica y que continúan para alcanzar a los demás. Únete a los hermanos de la Asamblea de Yahweh en Yahshua para que juntos tratemos de esforzarnos para estar en el reino de Yahshua que ha de venir. ¡Tú puedes tener parte en hacer que suceda!




© 2007, 2014 Yahweh's Assemby in Yahshua
2963 County Road 233, Kingdom City, Missouri 65262
Visítenos por internet: www.YAIY.org
Llame gratis: (877) 642-4101
Línea Principal: (573) 642-4100