Printpdf Email this page


El Reino Espiritual

¿Qué es el espíritu? La biblia habla con frecuencia del “Espíritu Santo”, y dice que Yahweh es Espíritu. ¿Sera verdad que espíritu realmente significa energía? ¿Es un ser espiritual como un ángel o como un fantasma? Un profundo entendimiento tanto del espíritu como de la energía nos ayudará a clarificar nuestro entendimiento de la biblia. La primera resurrección es el reino espiritual. ¿Deberíamos saber más sobre lo que nos espera mientras nos esforzamos para estar entre las primicias?

Al menos que se indique lo contrario, todos los versículos bíblicos citados en éste folleto, han sido sustraídos de la Biblia Reina-Valera Versión 1960

La Tierra Solida
   De acuerdo con los antiguos griegos la tierra está compuesta de cuatro cosas; tierra, aire, fuego y agua. Desde entonces, los avances científicos clasifican ahora algunos de los 90 elementos de la tierra según su peso atómico. Toda materia, sustancia, y todo lo que está compuesto completamente de átomos son los componentes básicos de la materia. Si algo es sólido, líquido o gaseoso, depende únicamente de cuan comprimidos estén los átomos.
   El átomo no es sólido, es una sustancia indivisible, consiste principalmente de espacio. EL centro o núcleo del átomo es la masa principal. El centro se compone de protones y neutrones. Circulan alrededor del núcleo partículas pequeñas llamadas electrones. Un átomo es solo un poco de ciento de millonésimas de un centímetro de diámetro. Un protón es tan liviano que se necesitaría 160 millones de millones de millones de millones (4) de ellos para pesar un gramo.
   Un electrón es 1,800 veces más liviano que este, (Libro ilustrado hechos de ciencia, Arco Publishing Inc. New York.)


El Gran Diseño
   Si miramos el universo a través de un telescopio o examinamos partículas de materia por medio un microscopio, aparece un gran modelo de un Gran Diseñador. Los planetas que giran alrededor del sol, las lunas rotando alrededor de los planetas son un macrocosmo de lo que se vería a través un microscopio atómico.
   Los electrones están girando alrededor del núcleo de los átomos, de la misma manera que el sol tiene planetas en un orbita girando a su alrededor, hay una fuerza que sostiene a los planetas en una órbita programada, y una fuerza que mantiene los electrones girando alrededor del .
   Cuando nosotros inspeccionamos nuestro universo y nos damos cuenta del orden y precisión por la cual se mantiene, podemos vislumbrar el diseño del reino celestial. Podemos entender un poco mejor de la relación que hay entre la energía y el reino espiritual.
   Hay muchísimo espacio entre el centro o núcleo de un átomo y los electrones circulando a su alrededor, ya que los átomos no son masa sólida en ninguna manera. Si el núcleo del átomo fuera del tamaño de una bola de softball, y el electrón que circula a su alrededor fuera un bola de ping-pong, el espacio entre el núcleo y el electrón que gira a su alrededor seria de 100 yardas, ¡el equivalente a la longitud de un campo de futbol Americano!
   Se ha dicho que si uno pudiese eliminar todo el espacio entre el electrón y el núcleo de cada uno de los átomos en el edificio entero Empire State, los residuos de los átomos podrían colocarse en una taza de té. Sin embargo, la taza de té sería muy pesada (con todo el peso del concreto, metal, madera, vidrios, etc. de la estructura completa) que ésta sería arrastrada directamente por el suelo hacia el centro de la tierra. úcleo.


Materia Y Energía
   No fue hasta que la teoría de relatividad de Albert Einstein se aceptó, y que la relación entre materia y la energía se comprendió. Antes de la segunda guerra mundial se enseñaba la teoría de que la materia siempre había existido, y que no se podía destruir. La Materia podía ser cambiada de una forma a otra, pero siempre seria materia y no podía ser destruida. La cantidad de materia siempre seguiría siendo la misma. El agua podría ser hielo, vapor o lluvia, pero siempre será agua.
   Los científicos en general concluyeron como quiera, de que la materia no podía ser destruida, que debe de ser eterna y que no tenía principio. Los ateos utilizaron la ciencia para probar que no había principio. Entonces, las primeras palabras de nuestra Biblia serían falsas “En el principio...”
   Ambos, ateos y científicos negaron cualquier principio de materia y afirmaron que la biblia era un mito. A finales del siglo XX, el profesor Albert Einstein empezó a decirle al mundo que cuando la humanidad pudiese dividir el átomo, desataría más poder de lo que el mundo haya visto antes.
El mundo sonreía complacientemente a la teoría y las palabras de Einstein. ¿Quién era este presuntuoso científico quien estaba desafiando la sabiduría de aquellos quienes habían sido antes? La Materia era eterna. Ha existido por siempre, decían ellos.
   Después llegó la era atómica y de repente los científicos descubrieron que la materia sí se puede cambiar a energía. Por ejemplo, el Radio, Uranio, y torio tienen una duración de vida definida y su tiempo se les está agotando. Las reglas habían cambiado. La Materia tenía un principio y podía ser destruida.
   La fórmula de Einstein fue muy breve y sencilla; sin embargo, transmitió un mensaje totalmente nuevo al hombre. Su teoría de la relatividad es representada por “E=mc2” el cual significa que la masa y la energía son similares. Cuando calculó la masa total de los productos de fisión (reacción) nuclear, se encontró que era menor que la masa original del átomo antes de la fisión. La energía es parte de la ecuación. Toda creación provino de la energía de Yahweh.


Límite Del Espacio
   La Materia es en realidad energía reducida. La materia puede ser acelerada y cambiada a energía. La energía puede ser cambiada a materia, que es como Yahweh creo los cielos y la tierra, por medio de su energía infinita. Solo él es responsable del milagro de la creación.
   Incluso hoy en día tenemos ejemplos de energía que ha sido cambiada a materia. Por ejemplo, el sol brilla en una semilla de zanahoria, la cual absorbe el agua y después germina, absorbe los rayos del sol, y a través del proceso de la fotosíntesis, convierte el agua, el dióxido de carbono y minerales en una zanahoria. Son los rayos del sol trabajando en la clorofila de la zanahoria para que provea la energía para crear una zanahoria. La energía es almacenada dentro de la zanahoria, y al consumirla nos provee de la energía necesaria para vivir.
   De este modo, la energía solar se convierte en una zanahoria, de donde obtenemos nuestra vida. La vida de las plantas depende de la energía solar y del proceso de la fotosíntesis para vivir y crecer. La humanidad está limitada dentro de nuestro mundo físico. Por ejemplo, un águila planeando a cientos de pies de altura puede reconocer un conejo o hasta un ratón en la tierra, donde un hombre necesitaría unos binoculares para ver el mismo objeto.
   Un cazador se acerca a una cacería silvestre sin hacer ruido, porque él sabe que los animales salvajes pueden escuchar mucho mejor que el hombre. Pisar una rama seca puede causar un chasquido el cual en el sentido de caza silvestre es peligroso. Los perros tienen el olfato más agudo que el de los humanos y son usados para rastrear gente como en el caso del sabueso.
   Los perros también son útiles para olfatear drogas ilegales y municiones. Las limitaciones físicas del hombre son a menudo superadas por los animales y pájaros.
   Es necesario que entendamos la relación de la materia, espacio y energía, porque ellas son un diseño de algo muy superior. El reino espiritual está cercano y es muy valioso para nosotros. Solo que a menudo no sé reconoce. Las similitudes en el mundo físico ayudan a revelar las profundas verdades de ese gran reino.


El Tiempo y el Espacio Son Los Mismos
   Tiempo no existe donde no hay materia física. El tiempo y el espacio se dice que son lo mismo. Cuando se hace una pregunta de la distancia, por ejemplo, ¿qué lejos está? una respuesta podría ser cualquiera de las dos, midiendo el espacio, como tres millas. O la respuesta pudiera ser, con el tiempo tal como está, aproximadamente a una hora de camino.
   Este concepto es difícil de aceptar para algunas personas, pero el tiempo y el espacio no existen donde no hay materia. La distancia se encuentra entre dos puntos físicos, se dice que están en tiempo y espacio. La energía puede existir en el reino físico y ser ilimitada. La energía, tales como las ondas radiales, la gravedad, la electricidad, el magnetismo, etc., puede pasar a través de paredes y no ser afectadas. Probablemente tengamos tales fuerzas pasando a través de nuestra habitación ahora mismo. A menos que tengamos un receptor para sintonizar la radio o señales de televisión, estaríamos ignorantes de que estas fuerzas existen.


La Morada de Yahweh
   Yahshua le dijo a la mujer en el pozo que Yahweh es espíritu y que no habitaba en montañas, ni en ríos, ni en árboles, y que no estaba limitado a un solo lugar. El (Yahweh) es espíritu por lo cual el penetra la tierra y el universo: “Yahweh es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:24)
   El reino invisible donde Yahweh habita está más allá de lo físico, en lo oculto. El reino espiritual está a un paso por encima de lo físico. El hombre no puede ir más allá del margen de nuestro reino físico, porque esta frenado por las limitaciones humanas. Los animales y las aves van más allá de nuestras habilidades como ya hemos mencionado.
   Aunque el reino espiritual esté un paso más allá de nuestras limitaciones físicas, podemos de alguna manera obtener las percepciones del reino espiritual, solamente
“por un espejo oscuramente...” (1cor. 13:12)
   Los dos reinos que Yahshua movería, es en primer lugar, el reino físico. El también tenía acceso al segundo el cual es el reino espiritual. El primero es visible; y el segundo es invisible. Estamos muy familiarizados con nuestro reino físico aquí en la tierra. La materia ocupa espacio y es algo que podemos ver, tocar, pesar, y sentir o demostrar que existe. El plano físico es donde vive la humanidad. Hay el reino espiritual el cual es también muy real. Es aquí donde Yahweh, Yahshua y los seres celestiales moran y se mueven.
   Así como el hombre está limitado en aspectos físicos, en comparación a Yahweh, él está aún más limitado en el reino espiritual. Los pensamientos y conceptos de Yahweh sobrepasan a los del hombre:
“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Yahweh. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (Isa. 55:8-9)
   Después del bautismo de Yahshua se dijo,
“Y he aquí los cielos le fueron abiertos” Mateo 3:16. El Espíritu Santo descendió sobre él, dando a Yahshua libre acceso al reino espiritual. (También se nos da la Arras del Espíritu Santo cuando somos bautizados en su Nombre (Yahshua) Hechos 2:38.
   El Espíritu Santo de Yahweh fue dado en su plenitud a el Salvador. Después, los pensamientos y los caminos de Yahshua llegaron más allá del reino físico y eran más altos que los de la humanidad. Se nos da ejemplos mostrando que Yahshua se movía en el reino espiritual el cual penetra en lo físico. Él con frecuencia percibía aún, los pensamientos de sus discípulos:
  
“Sabiendo Yahshua los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá”. (Mat. 12:25) Y conociendo Yahshua los pensamientos de ellos, dijo: “¿Porque pensáis mal en vuestros corazones?” (Mat. 9:4) “Y conociendo luego Yahshua en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿porque caviláis así en vuestros corazones?” (Mar. 2:8) [Además, sal. 139:2; Juan 21:17; 1cor.2:11]

Experiencias Inexplicables
   A menudo escuchamos los relatos de un ser querido aunque estemos separados por millas, y de pronto nos damos cuenta de que un esposo, esposa, pariente o amigo está en peligro, y puede ser despertado(a) de un profundo sueño. Solo después aprendieron más plenamente de éste fenómeno, el cual ocurrió en el preciso momento en que a menudo no se puede explicar.
   Hay un reino que rebasa nuestros sentidos físicos. La comunicación en el reino espiritual no dependerá de la palabra hablada, sino que se entenderán los pensamientos, Yahshua dijo:
“El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de donde viene, ni a donde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.” (Juan 3:8)
   Cuando seamos nacidos del Espíritu en la primera resurrección, nuestros cuerpos serán trasformados a energía pura. Seremos invisibles, ya no físicamente (al menos que queramos retardar nuestro cuerpo espiritual y hacernos corporales.) Estamos conscientes de los poderes físicos invisibles, la energía o la fuerza, tal y como estamos conscientes del reino del espíritu más grande.
   Uno puede ver los resultados de lo que hace el viento, aunque no podamos ver el viento. Tampoco podemos ver la electricidad, pero somos conscientes de su potencial. La gravedad es una fuerza con la que tratamos diariamente, pero no podemos ver ese poder el cual atrae objetos hacia el centro de esta tierra.
   Es posible que tengamos un número de fuerzas activas en este cuarto ahora mismo. Podría haber gravedad, ondas radiales, electricidad, magnetismo, ondas sonoras subliminales, etc. Uno podría encender una linterna y añadir otra fuerza o poder el cual no se puede observar a la luz del día.


Yahweh Es Espíritu
   Al igual que los poderes invisibles del reino físico, este mundo oculto conocido como el reino espiritual es invisible a los ojos humanos. Va más allá de nuestro reino físico, y no siempre estamos conscientes plenamente de él. Es en este reino espiritual donde nuestro Padre Celestial, Yahweh, vive.
   Yahshua nos revela, nosotros cruzamos al reino espiritual cuando ofrecemos oraciones a Él (Yahweh) y meditamos en Su poder y existencia. Yahweh habita en el reino espiritual fuera de tiempo, materia y espacio. El ve el universo físico, desde su privilegio de ver el final desde el principio.
   Él Puede mirar un roble y ver una bellota reventándose de su concha, intentando de encontrar la luz. Él puede ver como un árbol joven lucha por alcanzar mayor tamaño. Él también puede ver el roble como es ahora y también cuando envejezca y se pudra. Él vive en la eternidad donde el tiempo no existe.
   Yahweh nunca ha cruzado al reino físico para ser visto de los hombres. Él es Rey de reyes y Señor de señores:
“El único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien NINGUNO de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.” (1Tim.6:16)
   El habita en el reino espiritual, sin embargo, él ha previsto para nosotros para con el tiempo subir a Él por medio de Su hijo, Yahshua. Nadie ha visto al Padre celestial en ningún momento, porque era el Ángel de Yahweh el que estaba activo como Yahweh en el Antiguo Testamento. (Solicite nuestro folleto gratis, "¿Pre-existió Yahshua?")


El Mundo Invisible
   Nuestro Padre celestial es invisible, es un ser Espiritual, Eterno, inmortal, y vive en ese reino espiritual. Hay una brillante e inaccesible luz cegadora, que consiste de energía espiritual. Yahweh vive en el reino de los espíritus donde el tiempo no existe, porque el tiempo y el espacio no existen donde no hay materia. Yahweh nunca ha dejado el reino espiritual, pero permitió a Yahshua venir a la tierra para revelar al Padre Celestial. Yahshua es el único que sabemos que ha visto al Padre, y que ahora está junto a Él en el reino celestial:
  
“Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Elohim), sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.” (1Tim.1:17)
   Aquellos quienes venzan en este siglo tendrán acceso absoluto al reino Espiritual invisible de Yahweh. El reino Espiritual podría estar aquí entre nosotros. Está compuesto de energía Espiritual, este reino es invisible para nosotros, del mismo modo que ahora es probable que tengamos ondas radiales, señales de televisión y otros tipos de energías fluyendo por nuestros hogares y edificios de cuales no estamos del todo consientes, a no ser que estemos sintonizados con un receptor tal como un radio o una televisión.
   El reino espiritual está oculto y es ignorado por muchas personas y no lo entiende la gran mayoría. El reino espiritual es energía, fuerza, poder, vitalidad, y supernatural - sobre lo físico. Además, recuerda que el poder de persuasión de satanás también está activo en el reino espiritual.


Alma, Espíritu y Cuerpo
   Cada uno de nosotros somos un ser, un espíritu y un cuerpo. Un breve estudio bíblico de las diferencias entre alma y espíritu revela que alma se comprende mejor como la vida misma. La palabra hebrea para “Alma” es Nephesh y en griego es Psuche.
   Con frecuencia leemos a cerca de un barco o un avión cayendo y se perdieron un cierto número de “almas”. Repetidamente la palabra alma se coloca para señalar a la persona, como en:
“El alma que pecare, esa morirá” (Eze.18:4; 18:20 y Santiago 5:20). Cuando el alma sale, la vida abandona el cuerpo. Sin vida el cuerpo está muerto.
   El espíritu (Ruach en el Antiguo Testamento en Hebreo, y Pneuma en el Griego del Nuevo testamento) a menudo se entiende cómo viento o aliento. El significado más amplio para el espíritu es poder, fuerza invisible o no-visto. El espíritu en Romanos capítulo 8 revela claramente una diferencia entre el Espíritu Santo de Yahweh que es supernatural por el cual Sus obras son realizadas.
   Aunque no se encuentra en la biblia, la palabra hebrea SHEKINA significa Su brillantez, su gloria radiante, Su Santo Espíritu. Es a través de Su espíritu que él gobierna y reina, y tiene poder sobre Su creación. El Espíritu de Yahweh es la fuerza más poderosa de todas las fuerzas invisibles que obran en nuestro medio ambiente. Su Espíritu vence todas las otras fuerzas en el mundo y le permite usar otras fuerzas o energías para cumplir su voluntad.
   Por el contrario, el espíritu del hombre es carnal, mundano, y egoísta. El nuevo testamento nos revela que nuestro espíritu es en gran manera nuestra actitud y nuestra mentalidad, lo quepensamos la mayoría de veces. El bautismo nos da una porción del Espíritu Santo y debemos permitir que Su Espíritu tenga un completo control en todo lo que hagamos.
   Debemos de vencer nuestro espíritu carnal y permitir al Espíritu de Yahweh que guie y domine nuestras vidas para que pensemos y veamos cosas con la misma perspectiva que Yahweh y Yahshua. En la muerte, el espíritu del hombre (aliento de vida) es devuelta a Yahweh. Si estamos en la primera resurrección se nos dará el Espíritu Santo en su plenitud como Yahshua lo recibió, pero este es otro tema.
   El cuerpo es gobernado por nuestra mente o espíritu. Esto lo podemos entender, porque esto es físico y muy real. Cuando Yahweh creo a Adán; Él lo moldeo de la tierra. Él fue traído a la vida solo cuando Yahweh soplo aire (Ruach, el aliento de vida) en su nariz y el empezó a respirar:
“Entonces Yahweh Elohim formo al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente [alma]” (Gen. 2:7).

Ejemplo Del Espíritu de Yahweh
   El libro de Números narra al profeta Balaam que estaba tan decidido a ganarse una recompensa que la asna en la cual iba montado, percibió la presencia espiritual del Ángel de Yahweh bloqueando el camino. Sin embargo, Balaam no sé percataba del Ángel, estaba muy concentrado buscando su recompensa del Rey pagano Balak. Finalmente, Yahweh abrió los ojos de Balaam al reino espiritual (Núm. 22:31).
   Viendo al Ángel con una espada desenvainada, Balaam hizo reverencia. Él asna había visto al Ángel tres veces, pero los pensamientos codiciosos y la atención de Balaam estaban concentrados en una esperada gratificación. La atención en persecuciones mundanas segó su habilidad espiritual para percibir el ser angelical....
   Eliseo, un profeta de Yahweh, era capaz de discernir lo que el enemigo de Israel, el rey de Siria, hablaba en su recamara, 2 Reyes 6:12-17. El rey planeó tomar cautivo a Eliseo. Cuándo el joven criado vio todos los caballos y carruajes del enemigo rodeando la ciudad, se asustó. Pero Eliseo le tranquilizó,
“No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos.” (v.16).
   En respuesta a la oración de Eliseo, Yahweh abrió los ojos del joven criado para que pudiera ver el reino espiritual,
“Y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.” (v.17) El apóstol Pablo nos anima a estar alerta a las tentaciones y pruebas espirituales del diablo porque el opera en el reino espiritual. Nuestras batallas son mucho más espirituales que físicas:
  
“Vestíos de toda la armadura de Yahweh, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo, porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efe. 6:11-12)

El Espíritu Es Nuestro Futuro
   Está claro que el reino espiritual bien podría estar entre nosotros ahora mismo, pero no podemos verlo, tocarlo, probarlo u oírlo. Él está más allá de nuestro alcance y comprensión física.
   Como dijo Billy Graham, “Podríamos tener una estación de ferrocarril espiritual aquí en medio de nosotros, con ángeles y seres celestiales yendo y viniendo, y nunca lo sabríamos.”
  
"Para que busquen a Yahweh, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en el vivimos, y nos movemos, y somos.” (Hech.17:27-28)
   Todo lo de arriba es para mostrar que el reino espiritual no está en algún lugar de una galaxia lejana. Esta aquí mismo. Yahweh el Padre nunca se hizo visible a los ojos humanos. Él ha permanecido en el reino espiritual donde Él puede contemplar Su creación y vigilar todo lo que sucede en ambos, en nuestro mundo físico y en el reino espiritual.
   Él no puede soportar cualquier tipo el pecado. Por lo tanto, Él ha hecho un camino a través de Su hijo para que la humanidad pueda limpiarse así misma del pecado y vencer su naturaleza carnal y hacerse un ser espiritual para unirse a la gran multitud que estará en la primera resurrección.
   El reino de Yahweh está dentro de nuestro alcance si nos volvemos a Yahweh con un corazón dispuesto a estar en ese Reino. Yahshua llegó a decir:
“De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, (Nacer de nuevo o de arriba) no puede ver el reino de Yahweh.” (Juan3:3)
   Éste también será el objetivo de aquellos quienes están buscando la inmortalidad y la promesa de vida eterna. Los elegidos y la gran multitud los cuales constituyen la primera resurrección se convertirán en los hijos espirituales de Yahweh. Esto significa que tenemos que ser transformados a seres espirituales el cual es la promesa para aquellos quienes estarán en esa primera resurrección, nacidos en el reino espiritual.
   Esto debería ser el objetivo de cada uno de nosotros:
“Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Yahweh y del Mesías, y reinaran con él mil años.” (Apo.20:6).

La Carne y la Sangre no Pueden Heredar el Reino
   “Pero esto digo, hermanos; que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Yahweh, ni la corrupción hereda la incorrupción.” (1cor. 15:50).
   El apóstol Pablo va a especificar que aquellos en la primera resurrección, ya sea que estén vivos o muertos serán hechos seres espirituales. Aquellos en la primera resurrección serán inmortales, y no podrán morir más:
  
“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocara la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorruptible, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.” (1cor.15:51-54)
   Ellos serán como El, porque ellos le verán tal como él es, cara a cara. Si estamos en esa primera resurrección seremos coherederos de todas cosas con Yahshua, compartiendo la misma luz gloriosa que Yahshua tiene ahora con el Padre. Ahora que el Espíritu Santo ha venido a la tierra en el día de pentecostés, está aquí para quedarse. (Hech.2)
  
“Amados, ahora somos hijos de Elohim, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.” (1Juan 3:2)

Un Mar de Vidrio
   Una puerta se abrió en el cielo y juan fue animado a subir y conocer de eventos futuros, y allí él ve el mar de cristal, Pero ¿Qué es lo que se entiende por “cielo”?
   El número #3772, de Strong del Griego ouranos lo define como: El firmamento, el cielo por extensión (como la morada de D-os); traducido como aire, cielo, firmamento. El léxico de Thayer, pg. 456 se refiere al cielo como “la morada de Elohim, el cielo más alto”.
  
“Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda, y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados es los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Yahweh. Y delante del trono había como un Mar de Vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.” (Apo. 4:2-6).
   El mar de vidrio según Strong #5193 es un mar, una larga extensión, vidrio-trasparente- como cristal - vidrioso trasparente #5194+. El diccionario bíblico de Wycliffe (pg. 1539) dice que este es una larga extensión, no material.
   En el diccionario del Nuevo Testamento de Strong #2930 el sustantivo vidrio es descrito como hielo, piedra, vidrio. El léxico de Thayer lo describe: vidrio como - Trasparente - congelado como cristal -- piedra preciosa. La conclusión a la cual llegamos, es que el “Mar de vidrio” es una gran extensión parecida al mar, trasparente como vidrio, hielo o cristal.
   Ésta visión describe una impresión física o una descripción de reino espiritual donde Yahweh está sentado en el trono. El mar representa la grandeza del Reino el cual Yahweh está trabajando con su enorme poder de su Espíritu.
   A continuación vemos la victoria de aquellos que no han sido engañados por el último esfuerzo del diablo con el hombre de pecado y su sacerdote:
“Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Yahweh. Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Elohim.” (Apo.15:1-2).
   Le pareció a Juan, (por decirlo así) que el mar de vidrio destellaba como si estuviera mezclado con fuego. Esta maravillosa visión describe el esplendor de la gloria Shekina y la fuerza del todopoderoso Yahweh. Juan ve aquí una extraordinaria señal en el cielo. El ve siete ángeles de píe sobre el mar de vidrio teniendo las siete ultimas plagas para ser derramadas en el mundo. La ira y el juicio final de Yahweh son tan fuertes y poderosos que el mar de vidrio parece estar en llamas.
   Yahweh y Su juicio sobre la tierra es un fuego consumidor (Deut.9:3; Heb.12:29). Aquí él está resuelto en la destrucción final de aquellos quienes destruyen la tierra, y Su ira es evidente, haciendo que el mar de vidrio parezca como un fuego ardiente. Yahweh limpiará la tierra con fuego para que quede listo para el nuevo cielo y la nueva tierra.
   Ezequiel también da una descripción de los cielos los cuales son muy similares a las escenas que Juan revela en apocalipsis:
  
“Y sobre las cabezas de los seres vivientes aparecía una expansión a manera de cristal maravilloso, extendido encima sobre sus cabezas y debajo de la expansión las alas de ellos estaban derechas, extendiéndose la una hacia la otra; y cada uno tenía dos alas que cubrían su cuerpo. Y oí el sonido de sus alas cuando andaban, como sonido de muchas aguas, como la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como el ruido de un ejército. Cuando se paraban, bajaban sus alas. Y cuando se paraban y bajaban sus alas, se oía una voz de arriba se la expansión que había sobre sus cabezas. Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él.” (Eze.1:22-26 vea también Ex. 24:10).
  
“Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Elohim. Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenia rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es Yahweh El shaddai, El todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.” (Apo.4:4-8).
  
“Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. Y vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde el aspecto de sus lomos abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor. Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Yahweh. Y cuando yo la vi, me postre sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.” (Eze.1:26-28)
   Investigando lo que algunas de las escrituras dicen a cerca del reino espiritual nos debería impresionar, con el pensamientos del mundo espiritual y la parte que podemos tener en él. Pueda que entendamos un poco más de los misterios presentados en el libro de apocalipsis. Juan vio una puerta abierta en los cielos, y una voz como una trompeta lo invito a subir para ver lo que debe de ocurrir en el futuro:
  
“Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.” (apo.4:1)
   Sí bien la investigación del estudio del reino espiritual no esté perfectamente clara, si sabemos que las visiones dadas a Ezequiel y a Juan se aclararán cuando nos unamos a los verdaderos creyentes en el Reino y ¡disfrutar de la cena de la boda del cordero!.
   Permite que la parte inicial de la gloria Shekina la cual te fue dada en tu bautismo en el Nombre salvador de Yahshua crezca y madure en ti,
“hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Yahweh, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías” (Efe.4:13))



© 2007, 2014 Yahweh's Assemby in Yahshua
2963 County Road 233, Kingdom City, Missouri 65262
Visítenos por internet: www.YAIY.org
Llame gratis: (877) 642-4101
Línea Principal: (573) 642-4100